Ir al contenido principal

Uso de sustancias y custodia de menores

Custodia de menores y régimen de visitas

El abuso de sustancias puede afectar los derechos de custodia y régimen de visitas de los padres, e incluso puede calificar como negligencia o abuso.

Sus derechos como padre cuando su hijo consume sustancias

Como padre, usted tiene derecho a dar su consentimiento para que su hijo reciba atención médica hasta que cumpla 18 años. Si está divorciado del otro padre de su hijo, o los derechos legales del otro padre han terminado, sus derechos específicos con respecto a la atención médica de su hijo serán determinados por la orden judicial más reciente.

En una emergencia, un paramédico, médico, enfermera u otro proveedor médico puede tratar a un niño sin el consentimiento de los padres si es necesario para preservar la vida del niño o prevenir daños graves.

Un niño puede dar su consentimiento para su propio tratamiento médico para la adicción a sustancias o sustancias químicas, dependencia de sustancias o sustancias químicas, o cualquier otra condición directamente relacionada con el uso de sustancias o sustancias químicas. Su hijo también puede dar su consentimiento para recibir su propio asesoramiento para la prevención del suicidio, la adicción química o la dependencia, o para el abuso sexual, físico o emocional.

Cuando no se puede contactar a uno de los padres en caso de emergencia, hay varias opciones para quienes pueden aceptar que el niño reciba tratamiento médico. La ley permite que abuelos, hermanos adultos y tíos adultos den su consentimiento. El padre o curador también puede dar su consentimiento por escrito para que la escuela del niño o un adulto de confianza en particular autorice la atención médica para un niño. Por ejemplo, si un padre tiene que viajar por trabajo y deja al niño al cuidado de un vecino o un amigo de la familia, puede proporcionar su consentimiento por escrito para que estos adultos de confianza lleven a su hijo al hospital.

En los casos en que una agencia gubernamental tiene la custodia de un niño, como la detención de menores, un adulto responsable del niño puede dar su consentimiento en lugar de los padres. Si el niño está bajo la custodia legal de un oficial de paz y ese oficial cree que el niño necesita atención médica inmediata, el oficial puede dar su consentimiento. Por último, el tribunal que emitió las órdenes de custodia del niño también puede dar su consentimiento para el tratamiento médico del niño.

Tanto las leyes federales como las de Texas exigen que los médicos y otros proveedores médicos mantengan la confidencialidad de la información médica. Por lo general, los padres o curadores de un niño tienen derecho a recibir la misma información sobre la atención médica del niño que el niño. Sin embargo, hay algunas excepciones. Un proveedor médico no puede divulgar información médica protegida cuando el niño obtiene atención médica por su cuenta sin el consentimiento de los padres. Del mismo modo, si un padre acepta un acuerdo de confidencialidad entre el niño y el proveedor, el proveedor no puede divulgar información médica protegida al padre después.

Los niños que están embarazadas o criando a sus propios hijos también pueden dar su consentimiento para su propia atención médica en ciertas situaciones.

Sus derechos como padre mientras vive con trastorno por uso de sustancias y trastorno por uso de opioides

El uso de sustancias puede surgir en las batallas judiciales por la custodia. Todos los tribunales de familia en Texas pueden y ordenarán a los padres que se sometan a una prueba de drogas si hay razones para creer que el padre está usando o abusando de sustancias. El testimonio de una persona en la corte es suficiente para ordenar una prueba de drogas. Esto puede requerir una muestra rápida de orina o una muestra de cabello o uñas. El costo de una prueba de drogas puede oscilar entre $ 25 y $ 400 y generalmente lo paga la persona que realiza la prueba.

Hay productos en el mercado y varias "técnicas" que pretenden permitir a las personas pasar una prueba de drogas. La mayoría de las veces, estos productos o métodos desencadenan un resultado no concluyente, que los tribunales pueden tratar igual como un resultado positivo. Ciertos medicamentos recetados legalmente pueden causar un resultado positivo. Debe estar preparado para revelar cualquier medicamento que esté tomando. Sin embargo, si está tomando más medicamentos de los que le recetaron, o si el juez determina que el uso de opioides recetados ha perjudicado su capacidad para cuidar a sus hijos, puede perder la custodia.

Aunque las leyes federales y de Texas protegen la información médica de una persona, esta información puede permitirse como prueba en una demanda de custodia. Si la otra parte alega que su condición médica o tratamiento afecta negativamente su capacidad para cuidar a su hijo, pueden pedirle que entregue información. Esto podría incluir sus registros de su médico, recetas, asesoramiento, visitas al hospital y más.

A menudo, las personas temen perder la custodia de sus hijos si reciben tratamiento para el uso de sustancias, incluidos los opioides. Por lo general, los jueces están contentos cuando un padre recibe tratamiento voluntariamente, ya sea que se trate de rehabilitación para pacientes hospitalizados, un programa ambulatorio intensivo, asistencia médica o asesoramiento. Cuando un padre puede demostrar que está comprometido con su recuperación, demuestra que está comprometido a proporcionar un ambiente seguro y estable para su hijo.

La forma en que el consumo de sustancias de un padre afectará la custodia y el régimen de visitas con su hijo depende de varios factores, como la duración y la gravedad del uso, los pasos específicos que están tomando para abordar el uso, cuánto tiempo han estado en recuperación y cualquier otra cosa que hayan hecho para garantizar que su hijo esté seguro.

Puede decidir buscar tratamiento que requiera que su hijo se quede con otro adulto de confianza. Si sus órdenes de custodia lo nombraron como el padre con el derecho exclusivo de determinar dónde vive su hijo, puede elegir que su hijo se quede con abuelos, tías o tíos, u otro pariente o amigo de confianza. Puede completar un formulario que le dará a esta persona la capacidad legal para manejar asuntos importantes para su hijo. Este formulario se denomina Acuerdo de autorización para cuidadores adultos voluntarios.

Sus derechos como padre cuando sabe o sospecha que el otro padre usa sustancias

Cuando usted y el otro padre de su hijo ya no estén juntos, es probable que necesite una orden judicial para la custodia de su hijo. En Texas, la custodia tiene dos partes. Una parte se llama tutela, que determina quién toma qué decisiones importantes sobre su hijo. La otra parte se llama posesión, que es con quién pasa tiempo el niño y cuándo. Tanto la ley de Texas como la ley federal requieren que un juez presuma que un padre está actuando en el interés superior de su hijo y debe tener contacto frecuente y continuo con su hijo.

El juez considerará el uso de sustancias por parte de los padres al emitir una orden de custodia. Si sabe o sospecha que el otro padre está usando sustancias, incluidos los opioides, puede comunicarlo al juez. Debe explicar por qué cree que el padre está consumiendo sustancias. Si el juez determina que el otro padre está usando sustancias de una manera peligrosa para su hijo, el juez está obligado a limitar los derechos de toma de decisiones y/o visitas de ese padre con su hijo. El juez puede restringir o limitar los derechos de un padre solo en la medida necesaria para proteger el interés superior del niño.

A veces es necesario cambiar sus órdenes de custodia existentes para proteger a su hijo. Si desea cambiar quién decide dónde vive su hijo la mayor parte del tiempo y sus órdenes de custodia tienen menos de un año, debe demostrarle al juez que:

  1. la persona con custodia principal solicita o está de acuerdo con el cambio, o
  2. el entorno actual del niño puede poner en peligro su salud física o dañar significativamente su desarrollo emocional, o
  3. La persona con custodia principal ha permitido que otra persona tenga el cuidado y la tenencia primarios del niño durante al menos seis meses. (El número 3 no se aplica si la persona con custodia principal está en servicio militar activo).

Ya sea que necesite órdenes de custodia originales o modifique sus órdenes existentes, puede pedirle al juez que firme una orden temporal para proteger a su hijo en una emergencia si le preocupa la seguridad inmediata del niño con el otro padre. Tenga en cuenta que una orden de emergencia suele ser parte de un caso que busca una solución a largo plazo. Por ejemplo, puede solicitar una orden de emergencia mientras el tribunal considera su solicitud de modificar las órdenes existentes.

Sus derechos como familiar o amigo de la familia para proteger a un niño cuando uno de los padres consume sustancias

A veces, es posible que deba intervenir para cuidar a un niño cuando sabe que sus padres están usando sustancias.

Si de repente está cuidando a un niño en esta situación, la necesidad más urgente es asegurarse de que se satisfagan las necesidades básicas del niño: refugio, alimentos, ropa, educación y atención médica. Si es posible, pregúntele al padre o a la madre si tiene o puede completar un Acuerdo de autorización para cuidador adulto voluntario.

Este formulario permite que una persona que no es el padre tome decisiones médicas y educativas importantes para el niño. Pídale a los padres una copia de la tarjeta del seguro de salud del niño o información de Medicaid o CHIP para que pueda llevarlos a un médico si es necesario.

Si el padre no puede o no quiere comunicarse con usted, comuníquese con su distrito escolar local o con el distrito donde el niño está inscrito actualmente. Se requiere que cada distrito escolar tenga un defensor de los niños en esta situación. Esta persona puede ayudarlo a inscribir al niño en la escuela y conectarlo con otros servicios para garantizar que se satisfagan sus necesidades básicas.

También puede pedirle a un juez que emita órdenes para otorgarle derechos temporales para cuidar al niño.

Cuando necesite una opción a largo plazo para cuidar a un niño, es posible que pueda solicitar órdenes de custodia a un tribunal. Puede pedirle a un juez que emita órdenes de custodia para un niño a su cargo si usted es un adulto que:

  • recientemente tuvo seis meses de cuidado y control real del niño, o
  • ha vivido con el niño y uno de sus padres durante seis meses si el padre ha fallecido.

Por lo general, el juez presumirá que el niño debe vivir con uno de sus padres. Sin embargo, si el padre ha dejado al niño con otra persona por un año o más, el juez puede presumir que el padre no es la mejor persona para que el niño viva.

Es posible que esté preocupado por un niño que aún no está bajo su cuidado. Ciertos miembros de la familia pueden pedirle la custodia al juez si están preocupados por un niño debido al consumo de sustancias de uno de los padres. Los abuelos, tías, tíos y hermanos adultos pueden solicitar la custodia de un menor si demuestran al juez que:

  1. las circunstancias actuales del niño perjudicarían significativamente su bienestar físico o emocional,
  2. los padres han fallecido, o
  3. Los padres están de acuerdo.

Dependiendo de su situación, hay requisitos legales muy específicos que deberá cumplir para obtener la custodia de un niño cuando usted no es el padre de ese niño. Aquí hay una descripción general de cómo solicitar la custodia del niño cuando usted no es su padre.

También puede pedirle al juez la custodia de un niño cuando CPS lo ha sacado de su hogar.

Sus derechos cuando intervienen los CPS.

Los informes de abuso o negligencia infantil son investigados por los Servicios de Protección Infantil (CPS), una división del Departamento de Servicios para la Familia y de Protección de Texas.

El abuso incluye el uso de una sustancia controlada por parte de un padre que resulta en daño físico, mental o emocional a un niño.

La negligencia se define como cualquier cosa que una persona haga o deje de hacer que resulte en daño a un niño o cree un peligro inmediato para el niño. Esto incluye poner al niño en una situación que no puede manejar debido a su edad o no darle al niño la comida, la ropa o el refugio necesarios.

Todos los adultos, pero específicamente las personas que trabajan con niños, como maestros y profesionales médicos, deben reportar sospechas de abuso o negligencia infantil a CPS. Después de recibir un informe de posible abuso o negligencia infantil, CPS tiene el deber de investigar. Un investigador observará el hogar del niño, hablará con los padres y otros adultos en la vida del niño, y hablará con el niño según su edad. Pueden pedirle a uno de los padres que se haga una prueba de drogas. Si el investigador tiene un problema de seguridad inmediato, puede implementar un plan de seguridad o incluso sacar al niño de la casa.

Aunque una investigación de CPS puede ser aterradora y sentirse invasiva, su objetivo siempre es mantener a los niños con sus familias si es seguro. Una prueba de drogas positiva no siempre significa que CPS sacará a los niños de su hogar. Cuando CPS tiene preocupaciones de seguridad para un niño debido a que uno de los padres usa opioides, hay varias opciones. Si hay otro adulto en el hogar, CPS puede pedirle al padre que acepte que todas las interacciones con el niño sean supervisadas por ese adulto. El progenitor puede acordar que el menor se quede con un amigo o familiar de confianza temporalmente. Durante este tiempo, CPS esperará que los padres acepten servicios de seguridad familiar, como evaluaciones de salud mental y abuso de sustancias, asesoramiento individual, tratamiento para pacientes hospitalizados, programas ambulatorios intensivos, reuniones de grupos de apoyo como AA o NA, desintoxicación médica, clases de abuso de sustancias o clases para padres.

Si el abuso de sustancias de uno de los padres pone en peligro a un niño, CPS puede tomar la custodia si no hay otras opciones seguras. El objetivo es que el niño regrese a casa después de que el padre haya demostrado su compromiso con la recuperación y la capacidad de proporcionarle un hogar seguro y estable. Si CPS saca a su hijo de su casa, habrá una audiencia judicial dentro de los 14 días. Tendrá derecho a un abogado gratuito si no puede pagar uno.

Guías relacionadas

  • Necesito una orden de custodia. No soy el padre ni la madre del niño (resolución judicial que afecta la relación paterno-filial, SAPCR)

    Custodia de menores y régimen de visitas

    Cómo solicitar una orden de custodia, un régimen de visitas, la manu­ten­ción de niños y asistencia médica. Para abuelos y otros cuidadores que no son los padres.
  • Necesito una orden de custodia. Soy el padre o la madre del menor (SAPCR).

    Custodia de menores y régimen de visitas

    En esta guía le indicamos cómo solicitar una orden de custodia, régimen de visitas, manutención de niños, asistencia médica y asistencia dental.
  • Necesito cambiar una orden de custodia, régimen de visitas o manutención (Modificación).

    Custodia de menores y régimen de visitas

    Esta guía le indica cómo modificar una orden existente de custodia, régimen de visitas, manu­ten­ción de niños y asistencia médica o dental.
  • Artículos relacionados