Ir al contenido principal

Antes de alquilar: sugerencias del consejo de inquilinos de Austin

Desahucio y otras cuestiones relacionadas con el propietario

Antes de buscar una vivienda, debe decidir si va a vivir solo o con otras personas, cuánto puede pagar de alquiler y las zonas generales de la ciudad que más le convienen.

Encontrar una unidad de alquiler buena y a precio asequible requiere de mucho esfuerzo y trabajo físico. Esta publicación del consejo de inquilinos de Austin intenta desmitificar el proceso de alquilar un lugar para vivir. Aunque no se trata de una guía completa sobre temas de alquiler, este artículo proporciona información esencial sobre cómo encontrar y vivir en una unidad de alquiler por primera vez. No existe una forma secreta o mágica de encontrar un lugar para alquilar que facilite el proceso, pero si conoce sus derechos, puede ser un consumidor informado en un mercado de alquiler muy difícil.

Descargo de responsabilidad: El contenido de este artículo se ha resumido y reproducido de la página web del Consejo de inquilinos de Austin. El Consejo de inquilinos de Texas ejerce en Austin, Texas, pero su página web ofrece información útil para todas las personas que residen en Texas.

Elegir un compañero de cuarto

En Texas es importante elegir cuidadosamente un compañero de cuarto, ya que pueden surgir conflictos entre compañeros por una mala selección o por expectativas diferentes. Decida las responsabilidades domésticas y cree un contrato de compañeros de cuarto para aclarar derechos y responsabilidades y evitar conflictos. Los compañeros de cuarto son responsables del pago del alquiler de forma conjunta e individual. Un contrato ayuda a hacer responsable al compañero de cuarto en caso de problemas durante el período de alquiler.

El consejo de inquilinos de Texas ofrece un modelo de contrato de alquiler conjunto gratis.

Elegir un alquiler con precio asequible

Luego de determinar cuántos compañeros de cuarto habrá, considere cuánto puede pagar de alquiler cada uno. Por lo general, el 30 por ciento de los ingresos de una persona se considera un precio de vivienda asequible. Otros gatos, como la factura de servicios públicos, la factura de servicio telefónico y las facturas de servicio por televisión por cable, deben incluirse en el cálculo de lo que se puede costear. Hay muchos gastos que debe abonar por adelantado cuando se alquila, como depósitos de seguridad, depósitos por mascotas, depósitos para servicios públicos y gastos de instalación. Excepto en una unidad con “todas las facturas pagadas”, estos ítems son adicionales.

Asegurarse de que todos los compañeros de cuarto puedan pagar el alquiler y los demás gastos es la mejor manera de evitar problemas. Una preparación y evaluación cuidadosa de los recursos financieros evitará que cualquier compañero de cuarto se meta en problemas y ponga en peligro el historial crediticio y de alquiler de los demás.

Ubicación

Uno de los mayores errores que suelen cometer los inquilinos es mudarse a una zona de la ciudad que no les gusta. Este descontento puede deberse a estar demasiado lejos de las rutas de los autobuses, las zonas comerciales, la familia, el trabajo o la escuela, pero lo más frecuente es que se deba a la delincuencia. Por lo general, la delincuencia no es responsabilidad del propietario y tampoco será motivo legal para romper el contrato de alquiler una vez firmado. El inquilino tendrá la posibilidad de terminar el contrato de alquiler a causa de la delincuencia solo si el propietario falsifica de manera específica la descripción del vecindario y puede ser demostrado. No se fíe de lo que digan de la zona las personas que intentan alquilar la unidad. Hay muchas otras formas mejores de averiguar sobre la delincuencia.

Revisar los registros de delincuencia es una forma sencilla de determinar la seguridad de un vecindario. El Departamento de Policía de Austin registra la frecuencia de los delitos por sectores en toda la ciudad y tiene las últimas estadísticas sobre la delincuencia disponibles. Fuera de Austin, otras fuerzas de seguridad locales pueden proporcionar información similar.

Una de las mejores formas, y también la más fácil, de informarse sobre la delincuencia es preguntar a la gente del vecindario. Son un gran recurso porque viven ahí. Si la delincuencia es un problema, probablemente le proporcionarán información más que suficiente al respecto. Otra técnica útil es visitar la zona durante la noche. Visitar el vecindario de noche podría darle una perspectiva completamente diferente sobre la seguridad de ese lugar de la que percibe durante el día.

Otras posibles necesidades a tener en cuenta: espacio de almacenamiento, lavandería dentro de la propiedad, puertas de seguridad, guardias de seguridad, iluminación nocturna adecuada, estacionamiento y si aceptan o no mascotas. Las patrullas de cortesía no son lo mismo que los guardias de seguridad. Una patrulla de cortesía suele asegurar los bienes del propietario, pero no los del inquilino.

Solicitar y alquilar una unidad

Una vez determinados los compañeros de cuarto, el importe del alquiler y la zona de la ciudad, el inquilino tiene la información necesaria para empezar a buscar unidades de alquiler disponibles.

Una de las cosas más importantes que un inquilino debe recordar es que el propietario y el agente inmobiliario son vendedores que ofrecen un producto. Trabajan para el dueño y su trabajo es alquilar todas las unidades vacías. Muchos propietarios son muy amables, al menos hasta que se firma el contrato de alquiler. La mayoría de las personas que trabajan en la industria del alquiler de viviendas son respetables, pero hay muchas que no lo son. Los inquilinos siempre deberían tener precaución a la hora de confiar en lo que se les dice. Ser un consumidor informado es muy importante para encontrar una buena vivienda de alquiler.

Tres recursos comunes para encontrar una unidad de alquiler son anuncios en los periódicos, guías de apartamentos y servicios de localización. Las unidades de alquiler también se anuncian en tableros de anuncios y mediante el boca a boca. En zonas donde hay una gran demanda de vivienda, como cerca de los campus universitarios, muchos propietarios simplemente colocan un cartel en el jardín de la unidad de alquiler. Visitar el vecindario también puede resultar útil si se desea alquilar en una zona determinada de la ciudad. Cuando la demanda es alta, los propietarios reciben un interés más que suficiente de las personas que pasan por ahí.

Un inquilino puede hacer varias cosas para determinar si quiere alquilarle a un propietario o compañía de administración determinada. El inquilino le puede consultar a los ocupantes actuales acerca de cualquier problema que hayan podido tener con el propietario, como el hecho de que no haya realizado reparaciones. Un inquilino también puede contactar a Better Business Bureau (Oficina de Buenas Prácticas Comerciales) o a la Oficina del Procurador General de Texas para ver si alguna queja fue presentada. De todos modos, tenga en cuenta que el hecho de que un inquilino haya tenido problemas con un propietario no significa que todos lo vayan a tener.

Artículos relacionados

Formularios relacionados

  • Contrato de alquiler conjunto: Consejo de inquilinos de Austin

    El contrato de alquiler conjunto del Consejo de inquilinos de Austin aborda cuestiones como quién debe pagar determinadas facturas, cuánto se ha pagado de depósito y qué…