Ir al contenido principal

Qué significa "insolvente"

Propiedad exenta

En este artículo le explicamos qué sucede si no puede hacer frente a los pagos de una deuda y qué tipo de ingresos están protegidos frente a los acreedores.

Es posible que sea "insolvente", pero aun así puede deber dinero a un acreedor. Conozca lo que un acreedor puede y no puede quitarle. Puede que tenga pocos bienes, pero aun así hay consecuencias si un tribunal le ordena pagar dinero a alguien.

Introducción

Si tiene muchas deudas y no puede pagarlas, quizás haya pensado en declararse en quiebra. Antes de hacerlo, debe averiguar si es insolvente. Si es insolvente, puede que la quiebra no sea la mejor solución a su problema de endeudamiento. 

¿Cómo puedo saber si soy insolvente?

Si no puede pagar una deuda, un acreedor (persona o empresa a la que le debe) podría demandarlo para cobrarla. Sin embargo, no puede ir a prisión por no poder pagarle a los acreedores (aunque la manu­ten­ción de niños es una excepción). Si lo demandan y no puede pagar, el acreedor puede registrar un fallo en su contra en la corte por el dinero que le debe, más intereses. Ser insolvente significa que sus bienes e ingresos no pueden ser embargados por los acreedores, porque están "exentos" por ley de los reclamos de los acreedores. Si sus ingresos y su propiedad están exentos, entonces no tiene nada que los acreedores puedan quitarle. 

Usted es insolvente si presenta algo de lo siguiente:

No posee nada de gran valor, aparte de propiedades exentas como su propiedad de familia, un vehículo, artículos del hogar y herramientas de su oficio.

Sus ingresos provienen de una fuente protegida (exenta).

¿Qué tipos de ingresos están a salvo de los acreedores?

La ley protege determinados tipos de ingresos de las demandas de los acreedores. Si sus ingresos provienen de una fuente protegida, están exentos de las de las demandas de los acreedores. Los siguientes son ejemplos de ingresos exentos:

  • Seguro Social o Ingreso por Discapacidad del Seguro Social
  • Beneficios de veteranos
  • Beneficios de asistencia pública (bienestar)
  • Beneficios de jubilación
  • Indemnización por accidente laboral y beneficios de rehabilitación profesional
  • Beneficios de desempleo
  • Manutención de niños y del cónyuge por orden judicial

Advertencia: No mezcle los ingresos exentos en una cuenta bancaria con otro dinero (por ejemplo, los ingresos del cónyuge), o ya no estará protegido. Mantenga este dinero separado de cualquier otro ingreso o ganancia.

¿Los acreedores pueden quedarse con mi salario?

Los acreedores no pueden hacer que su empleador tome dinero de su salario a menos que sea para manutención de niños por orden judicial, deudas con el IRS y préstamos estudiantiles asegurados por el gobierno federal. Sin embargo, el dinero de su salario no está protegido una vez que está depositado en el banco. 

¿Qué propiedad está a salvo de los acreedores?

Las propiedades exentas incluyen la mayor parte de lo que necesita para vivir:

  • Artículos para el hogar, hasta $30,000 para una sola persona y $60,000 para una familia.
  • Vehículos, uno por cada conductor con licencia de la casa.
  • Su propiedad de familia, hasta 10 acres de propiedad urbana (individual o familiar) y hasta 100 acres de propiedad rural (individual) y 200 acres (familiar). NOTA: Si se retrasa en los pagos de la garantía hipotecaria, los impuestos a la propiedad o el capital inmobiliario, su propiedad de familia puede embargarse. No solicite un préstamo con garantía hipotecaria para pagar deudas de tarjetas de crédito o facturas médicas: si incumple el pago del préstamo con garantía hipotecaria, podría perder su hogar.
  • Otros bienes exentos, como dos armas de fuego, herramientas de su oficio, equipamiento deportivo, bicicletas, 2 caballos, 12 cabezas de ganado y otros artículos.

¿Puedo transferir mi propiedad para mantenerla a salvo?

No si se ha presentado una demanda contra usted. Lo pueden demandar por ocultar o transferir bienes de manera fraudulenta para evitar el pago de una deuda. Además, las transacciones inmobiliarias son registros públicos y es fácil rastrearlas.

¿Seguiré siendo insolvente?

Un acreedor judicial puede renovar la sentencia contra usted cada 10 años. Continuará insolvente siempre y cuando su condición financiera permanezca igual o empeore. Si sus finanzas mejoran, sus acreedores pueden intentar cobrar el fallo.

Artículos relacionados