Ir al contenido principal

Directivas para médicos de residentes de Texas

Planificación en caso de enfermedad

Este artículo explica las "directivas para médicos" en Texas.

Las directivas para médicos son distintas de los poderes legales médicos. Las directivas para médicos también se conocen como “testamentos vitales”. Si tiene una enfermedad terminal, use una directiva para médicos para decirle a sus seres queridos y cuidadores si quiere que continúen un tratamiento para mantenerlo con vida o que no lo hagan.

¿Qué son las directivas para médicos?

Las directivas para médicos son formularios legales, también conocidos como “testamentos vitales”. Comunican su voluntad sobre el tratamiento médico en algún momento del futuro, pero solo si su estado es irreversible o terminal. Hablan por usted cuando usted no puede hacerlo.

Las directivas para médicos...

  • Son gratuitas.
  • No afectan su testamento, su herencia, ni sus finanzas.
  • No afectan las primas de sus seguros médicos o seguros de vida.
  • Cubren solamente las opciones de tratamiento al final de su vida.
  • Se cumplen solamente cuando un médico informa que usted ya no se recuperará.
  • No le impiden recibir tratamiento médico.
  • No le impiden recibir tratamiento y medicación para mayor comodidad.
  • No autorizan la muerte piadosa ni el suicido asistido.
  • Le permiten morir de forma natural.
  • No requieren abogados ni notarios para completarlas.
  • Se pueden cancelar (revocar) en cualquier momento, independientemente de su estado mental.
  • Se puede hacer para hijos o guardas menores.
  • No se hacen efectivas en caso de embarazo.
  • Son válidas en otros estados.

¿Por qué necesito directivas para médicos?

Usted tiene el derecho de tomar decisiones sobre su tratamiento médico. Pero si su estado es terminal o irreversible, es posible que no pueda comunicar su voluntad.

Las directivas para médicos permiten que los médicos y sus seres queridos sepan si usted prefiere prolongar su vida con asistencia artificial o no. Dan tranquilidad sobre las opciones de tratamiento al final de su vida.

¿Qué diferencia hay entre la directiva para médicos y un poder legal médico?

La directiva para médicos les indica a ellos y a otros profesionales de la salud si deben prolongar o no un tratamiento para mantenerlo con vida si su estado es terminal o irreversible.Puede hacerse por escrito o no.

Un poder legal médico le da a otra persona la autoridad para tomar decisiones sobre su cuidado de salud cuando usted no pueda. No es necesario que su estado sea terminal o irreversible.

Dado que estos documentos tienen propósitos diferentes, es recomendable tener los dos.

¿Qué diferencia hay entre un estado terminal y un estado irreversible?

La directiva solo tendrá efecto si su estado es terminal o irreversible. Un "estado irreversible" es un estado, lesión o enfermedad que:

  • Se puede tratar pero no se puede curar;
  • Lo deja imposibilitado de cuidar de usted mismo o de tomar decisiones y
  • Es mortal si no recibe tratamiento para mantenerlo con vida.

En otras palabras, puede mantenerse con vida con ciertos tratamientos, pero nunca se recuperará. Enfermedades como el cáncer, el Alzheimer o la falla de órganos vitales se pueden considerar irreversibles.

Si su estado es "terminal", se considera incurable, y es esperable que muera dentro de los seis meses, independientemente del tratamiento. Estados irreversibles como el cáncer se pueden convertir en terminales más adelante.

¿Qué es un tratamiento de soporte vital?

Un tratamiento de "soporte vital" es el tratamiento que se requiere para mantenerlo con vida. Si el tratamiento termina, usted muere. Incluye medicación para mantenerlo con vida y asistencia artificial como la hidratación y la nutrición (agua y alimento) artificial, respiradores artificiales, tratamiento de diálisis de riñón y ventiladores. No incluye tratamiento para controlar el dolor o para brindarle comodidad.

¿Qué sucede si no tengo directivas?

Si no tiene directivas, igual recibirá tratamiento médico. Si no está en condiciones de discutir su tratamiento, la ley establece que su médico debe consultar a:

  1. Su tutor legal;
  2. La persona a la que usted le dio un poder legal médico;
  3. Su cónyuge;
  4. Sus hijos adultos con razonable disponibilidad;
  5. Sus padres;
  6. Su familiar vivo más cercano;
  7. Otro médico que no participe en su cuidado y que esté de acuerdo con la decisión de su médico.

El médico debe priorizar a las primeras personas de la lista. Por ejemplo, si no tiene tutor legal ni otorgó un poder legal médico, el médico consultará a su cónyuge primero. El médico consultará a sus hijos adultos si su cónyuge falleció.

¿Qué necesito para que mis directivas sean válidas?

Su directiva puede estar por escrito o no. Debe haber dos testigos presentes, y uno de ellos no puede ser:

  • Familiar suyo (por lazo de sangre o familia política);
  • Ninguna persona que tenga un reclamo respecto a su herencia;
  • Nadie que esté designado por usted para decidir sobre su tratamiento médico;
  • Su médico, ni empleados de su médico;
  • Ningún empleado que lo atienda en el establecimiento en el que usted es paciente o
  • Ningún dueño o personal de admisión del establecimiento en el que usted es paciente.

No se necesitan los dos testigos si usted firma la directiva en presencia de un notario que luego también certifica la autenticidad.

Si su directiva no está por escrito, deben estar presentes tanto el médico como los dos testigos (y uno de ellos no puede ser ninguna persona de las indicadas anteriormente). Sus palabras o acciones constarán por escrito en su historial médico, junto con los nombres de sus testigos y de su médico.

Aquí hay un formulario de Directivas para médicos, si quiere tener directivas por escrito.

¿Qué sucede si cambio de opinión?

Puede cambiar de opinión en cualquier momento, independientemente de su estado mental. Lo que importa es lo que quiere ahora.

Puede cancelar (revocar) sus directivas en cualquier momento, de alguna de las siguientes maneras:

  • Informándole a su médico que cambió de opinión;
  • Destruyendo las directivas escritas;
  • Con una revocación por escrito, con fecha y firma;
  • Haciendo nuevas directivas que cancelen las anteriores.

No se necesitan testigos para cancelar directivas. Si no se hacen nuevas directivas, se brindará tratamiento como si no hubiera ninguna.

En caso de tener distintas directivas, se respetarán las más recientes.

¿Qué sucede si el médico se niega a seguir mis directivas?

Si para su médico es imposible cumplir sus directivas, tiene derecho a que lo transfieran a otro hospital. Si su médico decide no cumplir sus directivas por otros motivos, el comité médico revisará la decisión del médico en el plazo de 48 horas. Su médico no puede estar en el comité, y usted tiene derecho a una explicación por escrito de la decisión del comité.

¿Dónde debería guardar mis directivas?

Haga algunas copias y guarde el original en un lugar seguro. En una emergencia, es más fácil el acceso a un estuche ignífugo para documentos que a una caja fuerte. Asegúrse de que el médico sabe que usted tiene directivas, para que pueda dejarlo registrado en su historial médico. Entréguele una copia.

Organizaciones con más información

Puede leer la ley en el Código de Seguridad y Salud de Texas, sección B, artículos 166.031 a 166.053.

Artículos relacionados

Formularios relacionados

  • Directiva para médicos para residentes de Texas

    HB-PLH-101

    La directiva para médicos es un formulario legal, también conocido como "testamento vital". Se utiliza para comunicar sus deseos relativos al tratamiento médico en algún momento de...
  • Kit de planificación de patrimonio (poderes legales, instrucciones anticipadas, autorización de la HIPAA) (formulario guiado)

    Utilice este material para crear poderes notariales duraderos y médicos, directivas anticipadas y liberación de responsabilidad de HIPAA.
  • Directiva para médicos - Testamento vital (Colegio de Abogados de Dallas)

    DBA-102 - Directiva para médicos - Testamento vital

    Utilice este formulario para seleccionar tratamientos y asistencia a enfermos terminales en casos de enfermedades terminales o irreversibles.