Ir al contenido principal

Quiero entender el proceso de inmigración.

Derechos individuales

Esta guía puede ayudarlo a entender el proceso de inmigración de los Estados Unidos.
Descripción general

Descripción general de la guía

Advertencia: La información y los formularios de esta guía no reemplazan el asesoramiento y el consejo de un abogado.

Esta guía está diseñada para ayudarlo a entender el proceso de inmigración de los Estados Unidos.

Lectura adicional:
Instituto de Política Migratoria
Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes

Preguntas frecuentes sobre los derechos y las leyes de inmigración

Nuestro sistema de inmigración tiene tres “anzuelos” para aquellas personas que quieran venir a los Estados Unidos de forma permanente: familia, empleo y motivos humanitarios.

“Familia” hace referencia, principalmente, a las personas que son beneficiarias de una petición de familiar aprobada (presentada por alguien que sea un ciudadano estadounidense, un residente legal permanente o titular de otros tipos específicos de visa). Por ejemplo, un ciudadano estadounidense puede presentar una petición de familiar para sus padres que aún viven en el extranjero.

En algunos casos, una persona también puede aplicar para residir en los Estados Unidos de forma permanente en función de los términos de su visa de trabajo específica. Por lo general, este beneficio incluye a aquellas personas que viven y trabajan en los Estados Unidos con determinadas visas altamente calificadas, tales como la H-1B.

Por último, muchas personas inmigran a los Estados Unidos en busca de ayuda humanitaria, lo que puede incluir asilo o condición de refugiado para los supervivientes de persecuciones en el extranjero, la “Visa T” para los supervivientes de la trata de personas y la “Visa U” para los supervivientes de delitos cometidos y denunciados en los Estados Unidos, entre otros.

Además de estas tres vías amplias para la inmigración, cada año, miles de personas llegan a los Estados Unidos bajo la condición de “no inmigrantes”.

Personas de todas partes del mundo vienen a los Estados Unidos por varios motivos. Al momento de conceder permiso a las personas que llegan a este país (una visa), por lo general, nuestro sistema de inmigración divide a estas personas recién llegadas en dos grandes categorías: inmigrantes y no inmigrantes.

La condición de “inmigrante” se asigna a una persona a la cual se le concedió el permiso de residir de forma permanente en los Estados Unidos (por ejemplo) mediante una petición familiar aprobada que ha sido presentada por un miembro de la familia que es ciudadano estadounidense o residente legal permanente. Los inmigrantes también pueden trabajar sin restricción alguna y, con el tiempo, pueden aplicar para solicitar la ciudadanía estadounidense.

Un “no inmigrante” es un ciudadano no estadounidense que ingresa en los Estados Unidos de forma temporal y para un fin específico, por ejemplo, visitar a su familia o reunirse con ellos de forma temporal, estudiar o trabajar para un empleador en particular. La cantidad de tiempo que una persona no inmigrante puede permanecer en los Estados Unidos, al igual que su condición aquí (si tiene permiso para trabajar, dónde puede trabajar, etc.), dependen del tipo específico de visa para no inmigrantes que tenga. En algunos casos, una persona no inmigrante en los Estados Unidos puede aplicar para la condición migratoria y modificar su situación.

La Corte Suprema de EE. UU. ha dictado que muchos derechos esenciales, pero no todos, garantizados por la Constitución aplican para todas las personas que se encuentren dentro de las fronteras de los Estados Unidos, incluidos los extranjeros cuya presencia en este país es ilegal. Por ejemplo, lea estos casos: Wong Wing v. United States (1896) y Zadvydas v. Davis (2001). Los derechos incluyen igual protección de la ley conforme la quinta y decimocuarta enmienda. Además, a la mayoría de las personas que se encuentran en los Estados Unidos sin documentación se les confiere derechos procesales básicos frente a la deportación, lo que incluye un juez de inmigración, servicios de interpretación, aviso con anticipación razonable de los cambios en su contra, etc.

No se necesita un abogado para buscar y adquirir beneficios de inmigración. Sin embargo, el sistema de inmigración puede ser muy complejo. Los abogados de inmigración están más capacitados para investigar la ley de inmigración y ayudarle con sus estrategias de solicitud. Si cree que tendrá dificultades con su caso, es mejor que hable con un abogado de inmigración. Tenga en cuenta que todas las solicitudes de inmigración, y sus instrucciones, están disponibles en línea de forma gratuita.

Advertencia: hay muchas personas que intentan aprovecharse de los inmigrantes y afirman tener conocimiento específico sobre el sistema de inmigración. Revise con mucha atención las credenciales de un abogado. Tenga en cuenta que los notarios no son abogados en los Estados Unidos y no pueden ejercer como abogados ni asesorar de manera legal. Cuando haga una consulta con un abogado, siempre compruebe que tenga experiencia en inmigración. Si no es abogado, sino que es un representante autorizado, asegúrese de que trabaje para una organización sin fines de lucro homologada por el Departamento de Justicia (DOJ). Por último, antes de pagar, siempre pida un acuerdo por escrito en donde se describa qué es lo que hará el abogado y cuánto cobrará.

Muchos beneficios de inmigración se pueden obtener por medio del empleo. Es posible que haya varias visas disponibles para usted, ya sea porque su empresa lo traslada a una de sus oficinas en los Estados Unidos, porque está buscando expandir sus negocios extranjeros en los Estados Unidos o porque tiene una habilidad específica que es valiosa en el mercado laboral del país. Sin embargo, la inmigración en función del empleo también es competitiva y compleja. Para obtener mejores resultados, hable con un abogado de inmigración sobre sus objetivos de empleo.

Los individuos y sus familiares, en ocasiones, pueden inmigrar a los Estados Unidos si son los beneficiarios de una petición presentada por un familiar que sea un ciudadano estadounidense o un residente permanente. Nuestro sistema de inmigración prioriza a los familiares directos (cónyuges, padres e hijos solteros menores de 21 años) de ciudadanos estadounidenses. Otras categorías o relaciones familiares (por ejemplo, hermanos de ciudadanos estadounidenses, cónyuges de residentes permanentes, etc.) están sujetas a límites numéricos y a un sistema de preferencia complejo. Es posible que tengan que esperar años hasta que puedan aplicar para inmigrar a los Estados Unidos. Por este motivo, siempre es importante hablar con un abogado que tenga experiencia en inmigraciones para que evalúe sus opciones de inmigración en función de la familia.

Algunos individuos y sus familiares pueden tener la autorización para inmigrar a los Estados Unidos por motivos humanitarios. Esta categoría comprende refugiados o asilados que huyen de la persecución de sus países de origen, así como también todos los beneficiarios de visas especiales para supervivientes de delitos graves y de trata de personas. Todos los inmigrantes que lleguen a los Estados Unidos por motivos humanitarios, en primer lugar, deben someterse a evaluaciones rigurosas y cumplir con una cantidad de normas y requisitos específicos. Por ese motivo, siempre es mejor hacer una consulta con un abogado de inmigración antes de realizar la solicitud.

Instrucciones y formularios

Advertencia: La información y los formularios de esta guía no reemplazan el asesoramiento y el consejo de un abogado.

Pasos de la lista de verificación

Puede seguir los siguientes pasos para considerar adecuadamente los recursos de la guía y su asunto legal en general.

  • Paso A: Anote los hechos
    • Si aún no lo ha hecho, se recomienda escribir exactamente lo que dice que ocurrió en su situación.
      • Asegúrese de incluir fechas y notas de cualquier prueba que pueda tener.
  • Paso B: Defina su problema
    • Piense en el problema al que se enfrenta e intente responder las siguientes preguntas:
      • ¿Qué persona u organización cree que tiene la culpa o está en el lado opuesto de su caso?
      • ¿Qué fue lo que provocó directamente la situación a la que se enfrenta?
      • Si pudiera resolver su problema en el futuro, ¿cuál sería el resultado ideal? ¿Qué estaría dispuesto a aceptar?
    • Intente escribir el problema exacto que intenta resolver. No debería exceder el párrafo.
  • Paso C: Tener en cuenta
    • A medida que revise el contenido de la guía, asegúrese de tener en cuenta los hechos y su problema.

Un buen punto de partida es revisar las preguntas frecuentes, los artículos y los formularios disponibles. Tenga en cuenta que no todas las guías tienen formularios.

  • Las preguntas frecuentes son breves respuestas a preguntas específicas que puedan tener las personas que visiten TexasLawHelp.
  • Los artículos son guías más completas sobre un tema legal específico.
  • Los formularios son documentos que puede utilizar para acudir al tribunal.
    • ADVERTENCIA: La información y los formularios de esta guía no sustituyen el consejo y la ayuda de un abogado. Es una buena idea hablar con un abogado sobre su situación particular.

Si necesita otro tipo de ayuda, utilice el Directorio de ayuda legal para buscar un abogado, un programa de asistencia legal gratuita o un centro de autoayuda en su zona.

ADVERTENCIA: La información y los formularios de esta guía no sustituyen el consejo y la ayuda de un abogado. Es una buena idea hablar con un abogado sobre su situación particular.

Artículos relacionados