Ir al contenido principal

Préstamos hasta el día de pago

Colección de deudas y préstamos hasta el día de pago

Este artículo trata sobre qué necesita saber acerca de los préstamos hasta el día de pago, cómo funcionan y cómo obtener uno si es que lo desea.

Aquí, infórmese sobre los préstamos de día de pago y si son una buena idea. Estos préstamos a corto plazo con intereses muy altos pueden brindar acceso rápido a efectivo. También pueden ser costosos y potencialmente empeorar las dificultades financieras.

¿Qué es un préstamo de día de pago?

Un préstamo de día de pago es un préstamo emitido sobre la base de su cheque de pago.

Es un préstamo a corto plazo y de alto costo, la mayoría de las veces es por $500 o menos y vence el próximo día de pago. Básicamente, le pide a un prestamista que le preste dinero y acepta pagar el préstamo con su próximo cheque de pago. El prestamista accede a prestarle el dinero, pero le cobra una tasa de interés alta. Cuando llegue la fecha de su próximo cheque de pago, tomará la cantidad que le prestó, más los intereses y las tarifas, directamente de su cheque de pago. Obtener un préstamo de día de pago puede ser muy costoso. Debe considerar otras formas de pedir prestado antes de obtener uno de estos préstamos.

¿Cómo funcionan los préstamos de día de pago?

Le pide a un prestamista que le dé un préstamo de día de pago y el prestamista solicita sus recibos de pago para ver cuánto puede prestar. Para garantizar el préstamo (para asegurarse de que lo devolverá) le pedirá que le entregue un cheque por el monto del préstamo más los cargos por prestarle el dinero. Algunos prestamistas solicitarán que los autorice para debitar (cargar) electrónicamente los fondos de su cuenta bancaria, cooperativa de crédito o cuenta de tarjeta prepaga. El prestamista luego cobrará su cheque o debitará su cuenta si no ha pagado el monto del préstamo antes de la fecha de vencimiento.

¿Quién necesita préstamos de día de pago?

La mayoría de las veces, las personas que solicitan un préstamo de día de pago tienen algún tipo de emergencia, necesitan ayuda para pagar sus cuentas o necesitan efectivo de inmediato, y buscarán un préstamo de día de pago. La gente a menudo buscará fuentes adicionales de ingresos durante los meses festivos.

¿Cómo se obtienen los préstamos de día de pago?

Busque un prestamista que ofrezca un préstamo de día de pago. Solicite y envíe toda la información necesaria. Una vez aprobado, recibirá el préstamo directamente en su cuenta bancaria o en efectivo.

¿Son los préstamos de día de pago una buena idea?

Es posible que alguien que busca un préstamo de día de pago ya esté teniendo dificultades para llegar a fin de mes. Debido a que las tasas de interés de los préstamos de día de pago son tan altas, obtener uno hará que sea aún más difícil tener suficiente dinero después de que el prestamista reciba el dinero adeudado. Esto puede hacer que sea extremadamente difícil para usted llegar a fin de mes después de que el prestamista reciba su parte.

¿Qué sucede si no puedo pagar el préstamo antes de la fecha de mi próximo cheque de pago?

La mayoría de los prestamistas le cobrarán un recargo por no pagar a tiempo. Si necesita más tiempo para pagar, algunos prestamistas le darán la opción de “transferir” el préstamo a la fecha de su próximo cheque de pago. Sin embargo, debe comunicarse con el prestamista si no puede pagarlo antes de la fecha de vencimiento. Se incurre en recargos por pagos atrasados, y se le cobrará un recargo por fondos insuficientes si se devuelve algún pago. Si existe la opción de “transferir” con su prestamista, extenderá el préstamo y le cobrarán la tarifa nuevamente. Cada vez que se extiende el préstamo, se cobra la misma tarifa. ¡Estas tarifas se acumulan! En poco tiempo, es posible que deba más en tarifas de transferencia de lo que pidió prestado originalmente.

Ejemplo (situación hipotética)

El camión de John Doe se averió y necesita dinero para repararlo. Pide un préstamo de día de pago de $500. Su préstamo vencerá en su próximo día de pago. El prestamista le presta $500 y le cobra $75 por prestarle esa cantidad. Cuando llegue el próximo día de pago de John, tendrá que pagarle al prestamista $575.

Llega el próximo día de pago de John, pero no puede pagar el préstamo y le pide al prestamista que le dé más tiempo. El prestamista le da a John la opción de refinanciar y le cobra otros $75. John tiene otra emergencia y no puede pagar el préstamo. Pide otras dos semanas y paga otros $75. Cada dos semanas, paga otra tarifa de $75. En el momento en que John puede pagar por completo el monto original del préstamo de $500, ha pagado más en tarifas al prestamista de lo que pidió prestado primero.

Mire un video sobre los préstamos de día de pago.

Artículos relacionados