Ir al contenido principal

Disputas de custodia entre un padre o madre y personas que no son los padres en una modificación

Custodia de menores y régimen de visitas

Conflictos de custodia entre padres y personas que no son los padres en casos de modificación.

Este artículo aborda preguntas sobre conflictos de custodia entre padres y personas que no son los padres.​​​​​​​ Este tipo de conflicto puede surgir en casos con una orden de custodia existente. Incluso si un tribunal determina que uno o ambos padres son aptos, personas que no son los padres pueden intentar modificar la orden.

¿Cuáles son mis derechos como padre de Texas?​​​​​​​

Según la ley de Texas, el mejor interés del niño es la consideración más importante en los casos de custodia, también conocida como “tutela”. El Código de Familia de Texas no define el término “mejor interés del niño”. Deja que los jueces de los tribunales de familia decidan qué significa en cada caso.

La ley de Texas supone que lo mejor para el niño es que ambos padres lo críen. En otras palabras, un tribunal debe otorgar la custodia de un niño a los padres del niño a menos que encuentre razones significativas para no hacerlo.

La Corte Suprema de EE. UU. afirmó los derechos parentales en una decisión de 2000, Troxel contra Granville. El tribunal sostuvo que la Constitución “protege el derecho fundamental de los padres a tomar decisiones sobre el cuidado, la custodia y el control de sus hijos”. Un padre apto tiene derecho a tomar decisiones por su hijo. Los tribunales no pueden interferir con estos derechos a menos que alguien proporcione prueba de que no es un padre apto.

En 2020, la Corte Suprema de Texas sostuvo, en lo que refiere al código de conducta judicial, que cualquiera que afirme que uno de los padres no es apto tiene una dura carga de prueba. Sin embargo, el tribunal no proporcionó ninguna guía sobre qué tipo de prueba podría superar esta presunción.

¿Qué es un “padre apto”?

La ley de Texas no define el término “padre apto”. Los tribunales han discutido cuestiones que podrían hacer que un padre no sea apto. Implican el riesgo de dañar la salud física o el desarrollo emocional del niño. Los ejemplos de problemas que podrían afectar la aptitud de los padres incluyen los siguientes:

  • antecedentes de violencia familiar de uno de los padres contra el otro;

  • negligencia o abuso de un niño;

  • consumo de drogas o consumo excesivo de alcohol;

  • condiciones de vida inseguras o inestables.

¿Cómo se aplica la presunción legal de “padre apto” en un conflicto de modificación de custodia?

Los tribunales de Texas suponen que permitir que un padre cuide a su hijo es lo mejor para el niño. Esto se aplica a los conflictos sobre:

  • dónde vivirá el niño;

  • quién puede tomar decisiones sobre el niño; y

  • quién tiene derecho a un régimen de visitas con el niño.

Puede justificar que es un padre apto al demostrar que puede brindarle a su hijo el cuidado adecuado. Si hace esto, el tribunal no debería tener motivos para cuestionar si debe tener derechos de custodia.

Sin embargo, una persona que no es el padre puede tratar de presentar pruebas que demuestren que usted está dañando el bienestar físico o emocional del niño. Debe superar la presunción de que el niño está mejor con usted. Debe tener evidencia significativa para hacer esto.

¿Qué sucede si un padre apto fallece y el otro padre no es apto?

La Legislatura de Texas modificó recientemente la ley para abordar este problema. Desde el 1 de septiembre de 2021, la muerte de un tutor es un motivo para modificar una orden de custodia. Sin embargo, los tribunales no tienen que otorgarle la custodia al otro padre. El tribunal debe considerar cualquier restricción sobre el acceso de ese padre al niño en la orden de custodia. Si la orden tiene restricciones, el tribunal puede considerar colocar al niño con una persona que no sea su padre.

¿Quiénes son las personas que no son los padres?

Las personas que no son los padres son aquellas que no son los padres biológicos ni adoptivos de un niño. Algunos ejemplos incluyen:

  • abuelos;

  • tíos;

  • padrastros;

  • otras personas que están relacionadas por sangre, pero no por matrimonio, como bisabuelos, tíos abuelos y primos hermanos; y

  • cualquier otra persona que tenga derecho a participar en un caso de custodia, como se explica a continuación.

¿Cuándo puede una persona que no es el padre participar en un litigio de custodia?

Una persona que no es el padre debe tener “legitimación” para participar en un caso de custodia. “Legitimación” significa que tienen una relación o conexión con el niño.

El artículo 102.003(a) del Código de Familia de Texas describe quién puede tener legitimación en un caso de custodia. Los ejemplos de personas que no son los padres con legitimación incluyen los siguientes:

  • alguien que no es un padre de crianza pero ha estado a cargo del “cuidado, control y de la custodia reales del niño” durante seis meses o más;

  • alguien que ha vivido con el niño y el padre o tutor del niño durante al menos seis meses, y el padre o tutor ha fallecido;

  • un padre de crianza que cuidó al niño durante al menos un año; o

  • un abuelo, bisabuelo, hermano, tío o sobrino del niño, si se cumple uno de los siguientes criterios:

    • ambos padres del niño han fallecido;

    • ambos padres o el padre superviviente acordaron que la persona que no es el padre tiene legitimación; o

    • las circunstancias actuales del niño presentan un riesgo grave para su salud física o desarrollo emocional.

Un tribunal debe determinar si una persona que no es el padre tiene legitimación antes de hacer cualquier otra cosa en el caso. Incluso si el tribunal determina que tiene legitimación, la persona que no es el padre todavía tiene que superar la presunción de “padre apto”.

¿Qué sucede cuando alguien que no es el padre intenta modificar o interviene en una orden judicial existente?

La persona que no es el padre tiene una dura carga de prueba en esta situación. Primero, debe establecer que tiene legitimación. Después de eso, debe demostrar que usted no es un padre apto. Por último, debe demostrar que es apto para cuidar al niño.

La ley estatal hace que sea difícil para una persona que no es el padre probar que un padre no es apto. Esto es especialmente cierto si ya existe una orden de custodia. Un juez ya ha determinado que usted es un padre apto. En un caso de modificación, el tribunal solo puede considerar lo que ha sucedido desde la orden más reciente. La persona que no es el padre tiene que presentar pruebas de que ha puesto a su hijo en peligro físico o emocional o no le ha brindado la atención adecuada.

Guías relacionadas

  • Quiero obtener una TRO, una medida cautelar temporal y órdenes temporales en una emergencia de custodia de menores.

    Custodia de menores y régimen de visitas

    Cómo solicitar al tribunal una orden de restricción temporal, una medida cautelar temporal y órdenes temporales durante una emergencia de custodia de menores.
  • Artículos relacionados