Ir al contenido principal

Tutela

Planificación en caso de enfermedad

En este artículo se explica qué es la tutela y cuáles son los derechos y deberes que conlleva.

Las tutelas en Texas difieren mucho de la custodia. Son una herramienta que un tribunal testamentario puede utilizar y supervisar con regularidad si una persona con incapacidad, por lo general un adulto, no puede manejar su propia salud física o sus asuntos personales.

 

¿Qué es la tutela?

Una tutela es una relación creada y supervisada por un tribunal que quita derechos legales a una persona (llamada pupilo) y se los da a otra persona (el tutor).

En Texas, la tutela se solicita casi siempre para adultos incapacitados (y no para niños). La incapacidad legal significa que una persona que, debido a una condición física o mental, es sustancialmente incapaz de lo siguiente:

  • de ocuparse de su propia alimentación, vestimenta o refugio, o
  • de cuidar de su propia salud física o de gestionar sus asuntos económicos personales.

Hay dos tipos de tutela: la tutela de la persona y la tutela del patrimonio.

El tutor de la persona tiene el control sobre los asuntos personales del tutelado, como la vivienda y las decisiones médicas y educativas.

El tutor del patrimonio tiene el control de los bienes y las finanzas del pupilo.

Una persona puede actuar como tutor de la persona y del patrimonio.

¿Discapacidad o incapacidad?

Discapacidad no es lo mismo que incapacidad. Una persona puede tener una discapacidad sin estar incapacitada.

La incapacidad puede ser parcial o total. Si es parcial, los derechos del tutor sobre el pupilo pueden ser limitados.

Si el pupilo designado es menor de edad, uno de los progenitores puede otorgar un poder legal para que una persona que no sea alguno de los padres actúe en nombre del menor. Si el menor ha vivido con el cuidador a tiempo completo durante más de seis meses, el cuidador puede solicitar la custodia legal del menor.

Me han dicho que tengo que tener una tutela. ¿Hay otra manera?

La tutela es el último recurso.

Si una persona o una entidad gubernamental le ha dicho que obtenga una tutela, averigüe por qué es necesaria. Si conoce el motivo, puede que haya otra forma de actuar legalmente en nombre de otra persona:

  • Poder legal: el poder legal otorga a una persona el derecho legal de actuar en nombre de otra. Una persona mentalmente incapacitada no puede otorgar un poder legal porque solo puede otorgarlo una persona que sepa y entienda lo que firma.
  • Seguro Social: la Administración del Seguro Social, o SSA, permite que los beneficios de una persona se envíen al representante del beneficiario de esa persona, independientemente de su incapacidad. La tutela es innecesaria.
  • Beneficios públicos: un familiar puede actuar como representante autorizado de una persona incapacitada para recibir cupones para alimentos, ayuda temporal para familias necesitadas (TANF) y Medicaid para esa persona.
  • Emergencias: un familiar puede tomar decisiones por la persona que se encuentra en el hospital o en una clínica si esta no puede comunicarse.

No hay ninguna alternativa adecuada a la tutela. ¿Cómo puedo ser tutor?

Debe contratar a un abogado. Usted tiene derecho a representarse a sí mismo ante los tribunales, pero no tiene derecho a representar a otra persona. Solo un abogado autorizado puede representar los intereses del pupilo designado.

El proceso: su abogado presentará una solicitud de tutela ante el tribunal del condado. Un médico debe evaluar al pupilo designado y certificar que está incapacitado. Se debe notificar personalmente al pupilo designado con la solicitud. Otras "personas interesadas", como familiares, también deben ser notificadas (ciertas notificaciones y comunicaciones requieren un método de entrega calificado. Código de Sucesiones de Texas, Artículo 1002.065. La persona que solicita la cita debe presentar una declaración jurada ante el tribunal dentro del tiempo prescrito por el tribunal. La declaración jurada también debe incluir, si el solicitante lo sabe, cierta información de contacto, de todas las personas con derecho a ser notificadas. Se nombrará un abogado ad litem (para el proceso) para representar los intereses del pupilo designado. Usted, el pupilo designado (a menos que esté médicamente delicado o no pueda asistir por cualquier otro motivo) y sus abogados se presentarán ante el tribunal para una audiencia. En la audiencia, usted declarará por qué es necesaria la tutela.

Si lo nombran tutor: dentro del plazo de 20 días desde su nombramiento, debe firmar bajo juramento que desempeñará las funciones de tutor legal y depositar una garantía ante el tribunal. Después de depositar la garantía, el secretario judicial emitirá "Cartas de Tutela" para demostrar que usted es el tutor. Las cartas vencen a los 16 meses. Para obtener cartas nuevas, debe presentar un informe anual y depositar una garantía nueva. El tribunal puede destituirlo como tutor si viola el juramento, por ejemplo, si utiliza los fondos del pupilo para su beneficio personal.

Artículos relacionados