Ir al contenido principal

Muerte en el trabajo: beneficios por muerte y entierro

Otros beneficios y cuestiones relacionadas con la salud​​​​​​​

Este artículo brinda información sobre los beneficios por muerte y de entierro en Texas. Este artículo se encuentra en el sitio web del Departamento de Seguros de Texas.

Extraído de Beneficios por muerte y de entierro del sitio web del Departamento de Seguros de Texas.

¿Cuándo comienzan y terminan los beneficios por muerte?

Un beneficiario legal es elegible para obtener beneficios por muerte el día posterior a la muerte del empleado. Los beneficios por muerte se pagan hasta que el beneficiario deje de cumplir con los requisitos para acceder al derecho.

Distribución y duración de los beneficios por muerte para beneficiarios elegibles

  • Un cónyuge superviviente puede recibir beneficios por muerte por el resto de su vida o hasta que contraiga matrimonio nuevamente. Si existen hijos dependientes cuando muere el empleado, la mitad de los beneficios por muerte le corresponden al cónyuge superviviente y la otra mitad se distribuye entre los hijos elegibles.
  • Un cónyuge superviviente que contraiga matrimonio nuevamente recibirá un pago único en concepto de beneficios por muerte que equivalga a dos años (104 semanas) de los beneficios. Si existen hijos dependientes que aún reúnen las condiciones para el beneficio por muerte incluso después de las 104 semanas, la totalidad del beneficio se redistribuirá y se dividirá en partes iguales entre los hijos dependientes, en caso de que haya más de uno.
  • El cónyuge superviviente de un socorrista, según lo define el artículo 504.055 del Código del Trabajo, que contrae matrimonio otra vez continúa siendo elegible para obtener beneficios por muerte durante el resto de su vida. El pago único no se aplica al cónyuge superviviente de un empleado que era socorrista, y los beneficios del cónyuge superviviente no se redistribuyen debido al matrimonio.
  • Un hijo es elegible para recibir beneficios por muerte hasta que cumpla 18 años; o hasta los 25 años, si el hijo está inscripto como estudiante de tiempo completo en una institución educativa acreditada. Si existe más de un hijo elegible, cuando un hijo pierde la elegibilidad, los beneficios se redistribuyen equitativamente entre los hijos elegibles restantes. Para seguir siendo elegibles para recibir los beneficios, los hijos mayores de 18 años deberán presentar pruebas de su inscripción en curso en una institución educativa acreditada.
  • Un hijo con alguna discapacidad física o mental que sea dependiente el día de la muerte del empleado puede recibir beneficios por muerte hasta que muera o hasta que ya no tenga dicha discapacidad. Un hijo elegible con alguna discapacidad física o mental deberá proporcionarle documentación sobre su discapacidad a la empresa de seguros por el resto de su vida.
    • Un hijo adulto que sea dependiente del empleado fallecido por alguna razón diferente a una discapacidad física o mental puede seguir siendo elegible para recibir beneficios por muerte durante las 364 semanas posteriores al día de la muerte del empleado. Un hijo adulto elegible que reclame beneficios por muerte deberá proporcionarle documentación a la empresa de seguros para demostrar su estado de dependencia, y pruebas de elegibilidad en curso, por ejemplo, historias clínicas, para seguir siendo elegible para recibir los beneficios.
  • Los nietos pueden ser elegibles para recibir beneficios por muerte si eran dependientes del empleado fallecido en al menos un 20 % en el momento de la muerte del empleado, a menos que un padre del propio nieto sea elegible para recibir el beneficio. Un nieto elegible puede recibir beneficios por muerte hasta cumplir 18 años. Un nieto que sea elegible para recibir beneficios por muerte y que no sea menor de edad en el momento de la muerte del empleado puede ser elegible para recibir no más de 364 semanas de beneficios por muerte.
  • Es posible que otros familiares dependientes, como padres, padrastros, hermanos o abuelos dependientes del empleado fallecido, reúnan las condiciones para obtener beneficios por muerte, pero solo si no son elegibles el cónyuge, los hijos o los nietos supervivientes. La duración de estos beneficios se limita a las 364 semanas.
  • Los padres no dependientes pueden ser elegibles como beneficiarios si no existen cónyuge, hijos o nietos supervivientes, y si no existen dependientes supervivientes que sean padres, hermanos o nietos del fallecido. La duración de estos beneficios se limita a las 104 semanas.

Beneficios por muerte: ejemplos y cronograma

Un empleado muere debido a una lesión relacionada con el trabajo o a una enfermedad laboral. El empleado fallecido estaba casado y tenía dos hijos; uno de los hijos tenía 1 año y el otro tenía 3.

Día posterior al comienzo de los derechos por muerte -

  • Una mitad para el cónyuge y la otra mitad para el padre de los niños dependientes de 1 año y 3 años, en nombre de los menores de edad.

3 años después -

  • El cónyuge vuelve a contraer matrimonio; la empresa de seguros paga 104 de las semanas del beneficio por muerte en un solo pago al cónyuge.
  • Si reúnen las condiciones, los hijos seguirán recibiendo la mitad de los beneficios equivalentes a esas 104 semanas.

2 años después de que el cónyuge del fallecido haya contraído matrimonio (104 semanas)

  • La empresa de seguros comienza a pagar la totalidad del beneficio por muerte a los hijos menores de edad.
  • Si el hijo mayor cumple 18 años y no se inscribe en la universidad, la elegibilidad para obtener beneficios por muerte de ese hijo concluye y la empresa de seguros sigue pagando la totalidad de la suma del beneficio a los hijos menores de edad restantes.

Haga clic en el enlace que se muestra a continuación para obtener más información