Ir al contenido principal

Castigo corporal

Servicios de protección infantil (CPS)

Este breve artículo aborda algunas cuestiones del castigo corporal.

De acuerdo al Código de Familia de Texas, los padres deben proteger a sus hijos. A su vez, los padres tienen derecho a disciplinar a sus hijos de manera razonable. En este artículo, infórmese sobre la ley y la disciplina física en hijos.

El otro progenitor aplica la disciplina física en nuestro hijo. ¿Qué puedo hacer?

La disciplina física sobre un hijo es legal en Texas y no necesariamente representa maltrato infantil.

No es poco común que los padres estén en desacuerdo cuando se trata de disciplinar a un hijo. Un progenitor no puede controlar cómo el otro disciplina al hijo siempre y cuando sea apropiado y no abusivo.

Si el niño muestra señales de marcas permanentes, moretones, quemaduras, huesos rotos, u otros daños físicos, es muy probable que sea abusado.

¿Cuándo se debe denunciar la disciplina física ante el CPS?

En cuanto la disciplina es excesiva o abusiva, se puede emitir un reporte ante el Statewide Intake/CPS y así decidirán si hay que investigar.

Tomarle fotos a cualquier daño visible muestra cómo se veía el niño al momento en el que volvió a su casa. Las fotografías podrían ser útiles si las marcas ya no están presentes al momento en el que el investigador ve al niño. Las fotografías puede ser utilizadas como evidencia ante el tribunal. Una vez terminada la investigación, se decidirá si la disciplina fue abusiva o no.

El otro progenitor permite que otro adulto aplique la disciplina física sobre mi hijo. ¿Está permitido?

Un progenitor puede permitir que otra persona (o la escuela) discipline a su hijo. Esto puede incluir palmadas.

Según el artículo 151.001(e) del Código de Familia de Texas, solo las siguientes personas pueden usar el castigo corporal como una forma razonable de disciplinar a un hijo:

(1) Padres o abuelos del menor

(2) Padrastros del niño que tienen la responsabilidad de disciplinarlo de manera controlada y razonable

(3) Una persona que es tutora del niño y que tiene la responsabilidad de controlarlo y disciplinarlo de manera razonable

Sin embargo, las mismas reglas se le aplican a los padres y a las personas que no son los padres: la disciplina física no puede ser excesiva o abusiva. Si el niño muestra señales de marcas permanentes, moretones, quemaduras, huesos rotos u otros daños físicos, es muy probable que sea abusado y se lo puede denunciar ante el Statewide Intake/CPS.

¿Cuáles son algunas alternativas a la disciplina física?

En Texas, todos los padres tienen la obligación de controlar a sus hijos mientras estén bajo su custodia, pero hay muchos métodos efectivos que no implican la disciplina física. Los padres pueden encontrar miles de clases de crianza y otros recursos gratuitos en internet para obtener más información sobre cómo lidiar con los desafíos que trae la crianza.

Artículos relacionados