Ir al contenido principal

Guía para inmigrantes detenidos

Derechos y leyes sobre inmigración

Este artículo escrito por Servicios Diocesanos para el Migrante y Refugiados provee información general para ayudarlo a averiguar si reúne las condiciones para la exención de la deportación.

Infórmese más sobre el proceso de deportación (“expulsión”), sus derechos en el proceso de deportación y posibles defensas ante la deportación.

¿Cuándo es deportado?

Muy probablemente esté en proceso de expulsión, más conocido como proceso de deportación, si usted:

  • Es detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) o por cualquier fuerza de orden federal.
  • Será llevado frente a un juez de inmigración para determinar:
    • Si puede quedarse en los Estados Unidos.
    • Si debe volver a su país de origen.

Mucha gente llama a este proceso “deportación”. Puede llevar semanas, meses y hasta años. Mientras pelea por su caso, el ICE puede detenerlo. Este resumen es para personas que han sido detenidas.

¿Qué es el Aviso de Comparecencia (NTA)?

Cualquier persona que se enfrente a un proceso de expulsión debe recibir un Aviso de Comparecencia (NTA) (haga clic aquí para ver un ejemplo). El NTA usualmente tiene dos páginas. Presenta una lista de razones por las cuales el gobierno dice que usted debería ser expulsado (deportado) de los EE. UU. El NTA contiene las acusaciones y los cargos en contra suyo.

Las acusaciones son los hechos sobre usted que el gobierno considera ciertos. Son la base de los cargos en contra suyo. El primer argumento suele ser que usted no es ciudadano de los EE. UU. Un segundo posible argumento es que usted nació en su país de origen. Usualmente, hay al menos cuatro acusaciones. Revise cada una de las acusaciones de hecho con mucha atención. Usted le comunicará al juez si las acusaciones son reales o falsas.

Si no tiene una copia del NTA, contáctese con la Oficina de Deportación ICE asignada para que le den una copia. Si contrata un abogado, este necesitará una copia del NTA.

Cualquier persona que no sea ciudadana de los EE. UU. puede atravesar un proceso de expulsión. Si usted no es un Residente Legal Permanente (LPR) o un ciudadano de los EE. UU., puede llegar a atravesar un proceso de expulsión por violar una de las condiciones de su permiso para estar en los EE. UU. (por ejemplo, trabajar sin permiso, quedarse más tiempo de lo estipulado por la visa o cometer un delito), o por haber entrado a los EE. UU. sin permiso. Si usted es un LPR, puede atravesar una deportación por cometer ciertos delitos.

¿Cuáles son los tipos de audiencias por expulsión?

Hay dos tipos de audiencias dentro de un proceso de expulsión: la preliminar y la individual.

Audiencia preliminar

Su primera audiencia siempre será preliminar. Puede tener varias audiencias preliminares. Las audiencias preliminares son audiencias de estado actual, o instancias para compartir información preliminar con el juez para que decida cómo avanzar con su caso. Durante la primera audiencia preliminar, el juez le explicará los cargos en contra suyo y le leerá sus derechos. El juez le preguntará si está de acuerdo o no con cada argumento y cargo presente en el NTA.

Tiene derecho a un abogado durante el proceso de expulsión, pero el gobierno no le asignará ni pagará uno. Si, al principio de su audiencia preliminar, todavía no pudo contratar un abogado, pídale al juez que le dé más tiempo para conseguir uno.

Audiencia individual

La segunda audiencia es individual. Durante la audiencia individual, su caso es el único programado. Antes de la audiencia, usted (o su abogado) presentará la prueba (en forma de documentos) que quiere que el juez considere cuando revise su solicitud.

El juez le destinará varias horas a considerar su solicitud de revocación (el beneficio al que usted cree que califica, que le permite quedarse en los EE. UU en caso de ser otorgado). Durante la audiencia, testigos testificarán a su favor. Los testimonios y el tipo de prueba que usted entregó dependen del tipo de solicitud que presentó (el beneficio que está buscando).

Varias cosas pueden suceder al final de la audiencia individual. Si el juez necesita más pruebas o testimonios, puede programar otra audiencia individual o preliminar. Si el juez necesita más tiempo para analizar las pruebas el testimonio, en lugar de anunciar la decisión al final de la audiencia, puede que emitan una decisión por escrito más tarde.

Por último, si el juez decide, puede que anuncien la decisión al final de la audiencia individual. Si el juez anuncia su decisión al final de la audiencia, usted debería recibir un resumen de la decisión oral de una página. Sin embargo, si el juez decide anunciarlo más tarde, esa decisión probablemente tenga varias páginas, e incluya el razonamiento de la decisión explicada en detalle.

¿Cómo apela una decisión de deportación?

Una vez que el juez toma la decisión en un proceso de deportación, ambos, tanto usted como el gobierno tienen derecho a apelar si alguno está en desacuerdo con la decisión del juez. Por ejemplo, si el juez le otorga asilo (lo que le permitiría quedarse en los EE. UU.), pero el gobierno no considera que usted cumpla con los requisitos para obtener asilo, el gobierno puede apelar.

Si no está de acuerdo con la decisión del juez, comuníquele que se reserva el derecho a apelar. Si alguna parte se reserva el derecho a apelar, la decisión del juez no es definitiva. Asegúrese de que la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) en Virginia reciba su apelación dentro de los 30 días posteriores a la decisión. Usualmente, el juez indica la fecha para la cual tiene que haber llegado la apelación en la decisión escrita (ya sea el resumen de la decisión oral o la página de portada de la decisión escrita). Si no hay una fecha estipulada, dé por sentado que no debería recibirse luego de los 30 días desde la fecha que figura en la página de portada de la decisión escrita.

Para apelar, complete el Formulario EOIR-26, Notificación de apelación de una decisión de un juez de inmigración. Indique por qué considera que el juez tomó una decisión incorrecta.

Las apelaciones de personas detenidas pueden demorar meses. Luego de completar su apelación, recibirá una transcripción de sus audiencias. Además, puede presentar un informe sobre su apelación. Un informe es un documento detallado, donde usted explica la ley y la razón por la cual argumenta que cumple con los requisitos establecidos por ley. La BIA le notificará su decisión por correo.

¿Tengo derecho a una fianza en un caso de deportación?

En una causa penal, todas las personas tienen derecho a pagar una fianza. En la Corte de Inmigración, la fianza no está habilitada para todos los casos. Algunas personas están sujetas a prisión obligatoria debido a una condena penal. En la Corte de Inmigración, la fianza es el dinero que se le paga al gobierno a cambio de su libertad, como garantía de que asistirá a todas sus audiencias judiciales y que obedecerá la orden final del juez. Si sale bajo fianza, su caso de inmigración no termina. Simplemente, significa que no debe estar detenido mientras espera las audiencias judiciales.

Si tiene derecho a fianza, pero no puede pagarla, pídale al juez que la reduzca. También puede pedirle una fianza al juez si usted todavía no tiene una. Para pedirle a un juez una fianza, o que reduzca la que le dio, presente una moción para una audiencia de fianza (posiblemente la encuentre en una biblioteca legal). En su audiencia de fianza, se le pedirá que presente documentación certificada por la corte sobre sus antecedentes penales y pruebas:

  • De la dirección donde viviría en caso de estar libre.
  • Del estado inmigratorio de la persona que vive allí.
  • De que usted reúne los requisitos para la exención.

Si tiene una fianza, puede pagarla en cualquier momento, siempre que sea antes de la decisión final del juez sobre su caso.

Si ya fui deportado antes, ¿todavía puedo pedir una audiencia para fianza e ir a la corte de inmigración?

Si a usted ya lo deportaron alguna vez, no tendrá la posibilidad de ver a un juez de inmigración o pedir una fianza. Se restaurará o se reutilizará la orden de expulsión (deportación) previa para deportarlo de nuevo. Además, si ya firmó una orden de deportación, no tendrá la posibilidad de ver a un juez de inmigración o pedir una fianza. Si se lo encontró en un puerto de ingreso (como un puente internacional o aeropuerto) o cruzando la frontera de manera ilegal, es posible que haya recibido una orden de expulsión.

Si no sabe si le aplica algo de lo que se mencionó arriba, pídale a su oficial de deportación una copia de la orden de expulsión o, si no tiene una, pida el Aviso de Comparecencia (NTA).

No obstante, si ninguno de los casos le aplica, puede encontrar otros tipos de exención en la lista de abajo:

  • Ciudadanía estadounidense
  • Exención por la Ley de Violencia Contra la Mujer para las víctimas de violencia doméstica
  • Estados/visas U y T de no inmigrante
  • Asilo, Retención de la Exención y Convención Contra la Tortura (CAT)
  • Ley de Ajuste Nicaragüense y Ayuda a Centroamérica (Formulario I-881)

Sin embargo, si hay una orden de expulsión en contra suyo, podrá ser deportado antes de que pueda aplicar para la exención. Si ya hay una orden de expulsión en contra suyo y quiere pedir la exención, pídale a un abogado que complete la Suspensión de Expulsión, Formulario I-246.

Artículos relacionados